31 agosto 2016

Guanajuato, para vivir el encanto colonial

12:03

Sus calles enamoran al visitante que, inmediatamente, se sumergirá en un aire virreinal, donde las plazas, callejones, túneles, templos y casonas tienen matices de riqueza histórica y lo más bello de la cultura mexicana. Recorrer la ciudad de Guanajuato es una experiencia enriquecedora.

Encontrarse con esta urbe colonial significa descubrir a profundidad la identidad de México y convivir con la historia de una región donde la cultura sigue viva y activa.

La ciudad de Guanajuato fue declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco en 1998 debido a su impresionante y bella arquitectura en todos los edificios del centro: el Teatro Juárez, la sede de la Universidad de Guanajuato, el Templo de San Diego, la Plaza de la Paz y otros espacios de interés.

Sumado a esto, el auge de restaurantes tradicionales y de autor; bares y centros nocturnos combinan la tradición con la vitalidad contemporánea.

¿Cómo llegar?
ETN Turistar ofrece un servicio de lujo desde la Ciudad de México: un autobús doble piso con 33 asientos, servicio de cafetería, pantallas con contenido multimedia y conexión WiFi a bordo.

Una foto publicada por ETN Turistar Lujo (@etn_turistar) el




De callejón en callejón


Los callejones son uno de los atractivos más destacados de Guanajuato. Esta ciudad cuenta con al menos 3,600 callejones dispersos en su mayoría en el centro de la urbe.

Una manera de disfrutar de los pasillos, plazas y edificios es a través de las “callejoneadas”, recorridos organizados por grupos de estudiantinas que narran leyendas guanajuatenses y amenizan con canciones tradicionales mexicanas que ponen a bailar y cantar a todo visitante.





Los puntos de reunión son las escaleras del Teatro Juárez, el Jardín de la Unión o la Plaza Central, desde donde se puede recorrer gran parte del centro histórico y los lugares más importantes, no hay manera de perderse esta experiencia cuando la estudiantina comienza a llamar a gritos a la multitud para invitarlos a unirse al ritmo de música y piruetas.

El punto final del recorrido es el famoso Callejón del Beso, donde se podrá escuchar la conmovedora y romántica historia de Don Luis y Doña Carmen que hará suspirar a muchos.

Las callejoneadas son una tradición de Guanajuato, dura aproximadamente dos horas y cuesta 120 pesos por persona.


Entre minas, momias y catrinas


A unos cuantos minutos en descenso del Cristo Rey en el cerro del Cubilete, el Parador Turístico Sangre de Cristo ofrece un espacio para conocer de cerca las actividades mineras de la zona, el trabajo artesanal local plasmado en catrinas y la historia de unas momias viajeras.

El lugar alberga tres museos para los amantes de la cultura, un hostal para quienes deseen descansar con comodidad, un comedor donde cocineras de la zona preparan lo mejor de la gastronomía de Guanajuato y una plaza para comprar dulces, artesanías y hasta vinos de la región.

Una foto publicada por Abe Oviedo (@abeoviedo) el




Para entender el camino del vino


Construido en las antiguas ruinas de una hacienda de la zona minera más importante del bajío, a las alturas del cerro del Cubilete, Caminos D’vinos es un espacio para descansar y conocer a profundidad los secretos de la producción de vino.

El lugar está rodeado de vistas incomparables a 2,400 metros sobre el nivel del mar, lo que lo  convierte en el viñedo más alto de México.

El tour incluye el recorrido por las ruinas de la hacienda, la cava y las viñas, acompañado de un sommelier del viñedo que cuenta la historia del lugar, del vino y de su proceso. Para finalizar se agrega una tabla de quesos para maridar con vinos selectos.



Written by

We are Creative Blogger Theme Wavers which provides user friendly, effective and easy to use themes. Each support has free and providing HD support screen casting.

0 dicen algo:

 

© 2013 Geovanni León | Economía. All rights resevered. Designed by Templateism

Back To Top